10 Hábitos Definitivos para una Vida Saludable

Y los 3 hábitos imprescindibles que nadie te ha contado…

¿Qué significa tener una vida saludable?

¿Te gustaría saber qué factores lo componen, y también aquellos de los que todo el mundo se olvida?

En este post voy a enseñarte cuál es el verdadero significado de tener una vida saludable y por qué es tan importante. Para ello, voy a explicarte las 10 claves fundamentales para que puedas tener una vida realmente saludable. Es más, quédate hasta el final, porque voy a contarte las 3 claves indispensables que necesitas para lograrlo, y de las que nunca se habla.

 

Los mitos de la #healthylife

Seguro que estás harto o harta de escuchar que hay que llevar una vida saludable. De ver el postureo de turno en Instagram con un batido detox, o haciendo ejercicios imposibles, acompañados del hashtag #healtylife. Y también estoy Segura que has asumido que llevar una vida saludable consiste en verte delgada y fit.

 

 

Pero, ¿sabes que hay mucho más detrás de un verdadero estilo de vida saludable?

Llevar una vida saludable, como su propio nombre indica, significa llevar una vida con salud. En consecuencia, esto nos lleva a hablar de estilo de vida saludable, y de hábitos que crean salud.

Para que puedas tener salud, debes tener unos hábitos diarios que ayuden a tu cuerpo a estar sano. Por eso, si realmente queremos tener un estilo de vida saludable, debemos evitar todo aquello que nos aleje él. Incluyendo los »supuestos» hábitos saludables de los que todo el mundo habla, y que en muchos casos te alejan inevitablemente de tener salud.

Pero no te preocupes, porque vamos a aclarar todo esto a continuación.

Hábito 1: Come comida real y fresca.

El dicho de eres lo que comes es muy real. Cada célula de tu cuerpo se alimenta de lo que decides comer, con lo que debes procurar darle calidad a tus comidas si deseas una vida llena de salud por muchos años.

Pero es que es muy difícil darle a tu cuerpo todos los nutrientes día a día, debido a que quizá por tu ritmo de vida no tomas los suficientes alimentos que sean frescos y de calidad. También puede ser que la forma en que los cocinas haga que sus propiedades disminuyan.

Por ejemplo, ¿sabías que cociendo o friendo a altas temperaturas alimentos frescos, disminuyes drásticamente sus beneficios?

 

 

Esto es debido, entre otras cosas, a dos motivos:

  1. La alteración química de sus componentes, y
  2. La eliminación de sus enzimas.

¿Sabías que los animales salvajes saben instintivamente lo que tienen que comer primero? Cada vez que matan una presa, lo primero que comen son los órganos, que son los elementos del animal que más enzimas tienen.

Un ser vivo no puede sobrevivir si no tiene enzimas en su cuerpo. Las enzimas son proteínas complejas que ayudan realizan diferentes actividades vitales en nuestro cuerpo, como pueden ser la digestión, la metabolización de los alimentos, la desintoxicación del cuerpo, etc.

Por eso, es muy importante proveer de enzimas a tu cuerpo mediante una alimentación basada en productos frescos y reales, y también cocinados correctamente. Y en última instancia, suplementarte adecuadamente con un complejo vitamínico adecuado y enzimas naturales de calidad para cubrir todas tus necesidades.

Hábito 2: Cuida tu Microbiota intestinal.

Siguiendo con la clave número 1, todo lo que comes es lo te alimenta a ti y a tus bacterias intestinales

¿Sabías que en tu intestino hay más material genético, en forma de bacterias, que en todo tu cuerpo? Algo a tener en cuenta, ¿no crees?

 

 

¿Y sabías que al intestino también se le llama ‘’el segundo cerebro’’? esto es debido a que tiene su propia red neuronal y afecta directamente a tu sistema inmune. De hecho, si tienes un intestino saludable, te aseguras de que todo tu cuerpo también lo esté.

Por eso, es importantísimo que mantengas tu microbiota sana, y no alimentes a las bacterias dañinas. De esta forma, te protegerás de patologías como el SIBO o el intestino permeable entre otras.

¿Cómo puedes fomentar una microbiota sana en tu intestino?

  1. Debes hacer una limpieza adecuada en tu intestino, de tal modo que alteres el hábitat de la microbiota ‘’mala’’ y dificultes su superviviencia.
  2. NO les des de comer: evita azúcares en todas sus variantes y nomenclaturas, edulcorantes artificiales, harinas refinadas y lácteos.
  3. Repobla tu intestino de bacterias amigables, mediante la toma de probióticos y prebióticos naturales, como pueden ser los alimentos fermentados o germinados, y ayúdate de suplementos probióticos de alta biodisponibilidad.

Si haces esto, notarás una diferencia abismal en la salud de todo tu cuerpo (o si no, ya me lo dirás).

Hábito 3: Haz ejercicio regularmente.

Está claro que el ejercicio es un pilar fundamental para una vida saludable. Cardiólogos, fisioterapeutas y entrenadores personales coinciden en que el cuerpo humano está hecho para moverse, y el hecho de no hacerlo lo único que hace es atrofiarlo y envejecerlo a pasos agigantados.

Pero esto no significa que tengas que hacer un deporte que no te guste o que no puedas hacer debido a tu condición física. Entiendo que esto es de sentido común y ya lo sabes. Me refiero a que no todo el mundo puede o debe hacer crossfit, o entrenamiento de alta intensidad (HIIT), por ejemplo.

Prioriza la movilidad de tu cuerpo, pero siempre respetándolo y no dañándolo o lesionándolo por hacer un deporte que quema muchas calorías, o está moda.

Y prioriza que esa forma de mover tu cuerpo te guste. Te ayudará a ser más constante, y al mismo tiempo a mantenerte en equilibrio, ya que será tu vía de escape.

Pero te voy a dar un RenuTip para que te sea más fácil este paso: existen soluciones naturales que ayudarán a tu cuerpo a estar más receptivo a la práctica de ejercicio, como la inhalación de aceite esencial de menta piperita, y que también pueden ayudarle en su recuperación después de haberlo hecho, como la mezcla natural recuperadora muscular que te muestro en este vídeo de Youtube.

Hábito 4: Descansa y controla el estrés.

El saber parar a tiempo es una habilidad que mejora tu salud. Nuestro estilo de vida nos arrastra a actuar por impulso y muchas veces no somos conscientes del daño que esto le hace a tu cuerpo.

¿Sabías que las emociones mal gestionadas provocan miles de enfermedades en todo el mundo?

Encuentra momentos de desconexión en tu día a día. Lo necesitas para volver a conectar contigo y darte cuenta de la verdadera dimensión de las cosas. Lo necesitas para volver a conectar con tu bienestar.

 

 

Cuida tus pensamientos, son la base de todo lo que te sucede en la vida. Tus pensamientos generan emociones, que a su vez te impulsan a realizar acciones, que te llevan a conseguir resultados. Por esto, es primordial que sepas cuidar y alimentar a los buenos pensamientos.

Una buena forma de manejar tus emociones es a través de tu hipotálamo. Sé que así, de primeras, puede sonar raro, pero ahora me vas a entender. El hipotálamo es nuestro centro emocional en el cerebro, y podemos llegar a él gracias a la aromaterapia. Los aceites esenciales de grado terapéutico son excelentes herramientas que te ayudan a sentirte como deseas en cada momento.

Por eso, aquí va mi RenuTip para este punto: te recomiendo que cuentes con los aceites esenciales claves que te permitan equilibrar tus emociones, descansar y lidiar con el estrés. Te dejo más información en la cajita de descripción de este vídeo.

 

Hábito 5: Reduce tu exposición a tóxicos.

Nos guste o no, los tóxicos forman parte de nuestra vida. Aunque tomemos alimentos orgánicos y no usemos plásticos.

Los compuestos sintéticos y los elementos tóxicos ya forman parte de nosotros, por mucho que nos esforcemos en evitarlos.

Pero no sólo debemos preocuparnos de aquellos que son externos y que no podemos evitar. Nuestro propio cuerpo genera residuos de forma natural que él mismo ya sabe gestionar y expulsar.

El problema es que, hoy en día, el cuerpo se ve sobrecargado de elementos tóxicos. Los procedentes del propio cuerpo, pero también del exterior, de la alimentación, la calidad del agua que bebemos, el aire que respiramos, los plásticos que nos comemos… es demasiado para él y en ocasiones puede llegar a colapsar.

Por esto, lo más inteligente es servirse de herramientas naturales que nos sirvan para eliminarlos de forma natural. Estas herramientas son los aceites esenciales cítricos, que son potentes limpiadores y desintoxicantes.

Hábito 6: Cuidado personal informado.

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta, pero necesita un mantenimiento diario para que siga funcionando bien.

De la misma forma que lo alimentamos, lo hidratamos y lo ejercitamos, también necesitamos una ayuda natural para que sus células y sus sistemas estén protegidos y sigan funcionando con normalidad.

Los aceites esenciales de grado terapéutico son químicamente complementarios a nuestro cuerpo. Ellos son la medicina y el soporte natural de las plantas. Y lo más importante, tienen grandes propiedades para la salud y debido a su química, son biodisponibles, efectivos y seguros (si se usan correctamente).

Los aceites esenciales como el incienso, la naranja, el clavo, la canela, el eucalipto o  el romero son excelentes puntales para reforzar la inmunidad de tu cuerpo y apoyar su correcto funcionamiento celular y sistémico a diario.

Hábito 7: Cuidado médico proactivo

Vivimos en la era de la medicina moderna y debemos aprovecharnos de ello.

Además de vivir una vida saludable, tenemos que ser proactivos y planificar nuestras revisiones con los especialistas médicos. Esto nos servirá para ir midiendo nuestros progresos y nos evitará sorpresas desagradables por haber desatendido este punto.

Además, salvo excepciones, no nos veremos obligados a ir al médico por una urgencia mayor, si no que podremos planificarlo con tiempo.

 

 

Y ahora, voy a contarte los 3 hábitos imprescindibles para llevar una vida saludable, y de los que nunca se habla.

Hábito 8: Trabaja en tu crecimiento personal.

Esta es una de las claves más importantes para que puedas alcanzar una vida con salud y plenitud.

Conocerte a ti misma, valorarte, quererte, entender que tu mente interpreta todo lo que ves… es definitivamente, un cambio de paradigma. Lo necesitas para reforzar tu salud mental, emocional, y en consecuencia, tu salud física.

 

 

Trabajar en ti, en tus creencias limitantes, en tus barreras… y lograr superarlas poco a poco, es uno de los mayores regalos que puedes hacerte.

Recuerda que encontrarte bien contigo mismo es la mejor medicina que puedes tomar.

Hábito 9: Planifica tu bienestar financiero.

Espera… ¿qué? Qué tienen que ver las finanzas con tener una vida saludable…?

Pues… la verdad es que tiene todo que ver. Llevar una vida saludable implica tener bienestar. Y el bienestar tiene muchos aspectos que cubrir. Bienestar físico, mental, emocional… y sí, también el bienestar financiero.

Hagamos la prueba.

Piénsalo: ¿Realmente te encuentras bien al pensar que no tienes dinero para llegar a fin de mes?, ¿Y si piensas que vas a quedarte en la quiebra, o sin trabajo?

Estoy segura que, como poco, te habrá entrado un escalofrío por todo el cuerpo, y esto habrá provocado alguna que otra reacción fisiológica y emocional extras.

Tener bienestar financiero es muy importante para tu salud. Te da tranquilidad mental, y eso se traduce en SALUD y BIENESTAR, con mayúsculas.

Por eso, si aún no lo tienes, debes establecer un plan de acción para asegurar tu bienestar financiero.

Aunque tengas un trabajo, o un negocio que funcionan bien, siempre es bueno tener un plan B que te de tranquilidad y te proporcione una segunda o tercera fuente de ingresos. Y si estos ingresos son residuales, mejor que mejor.

Y estarás pensando: pero, ¿cómo lo hago…? No te preocupes, es muy normal que no sepas ni por dónde empezar a planificar tu bienestar financiero. Para ayudarte, te doy alguna idea en esta Clase Gratuita.

Hábito 10: TÚ eres lo primero: escúchate y planifica tu lifestyle.

Y ésta es la clave más importante de todas.

Las 9 claves anteriores son una base para que establezcas tu vida saludable. Pero lo más importante eres TÚ.

Tú eres la que tienes todas las respuestas y la que sabe qué es lo que te sienta bien y lo que no, y qué es lo que necesitas para encontrarte bien.

Por eso, la última clave es que te escuches con mucha atención. Que escuches a tu mente, a tu cuerpo, a tus sensaciones, a tus emociones… que te escuches para saber qué es lo que necesitas o qué te hace falta, en base a las 9 claves que acabo de presentarte.

Tú eres ú[email protected] y eres el que marca los matices, de lo que realmente te va bien a ti. Independientemente de las modas y lo que se lleva en las redes ¡No te olvides de esto!

 

Y ahora, cuéntame: ¿Qué hábito crees que necesitas integrar en tu vida ahora mismo?

Me encantará leerte y charlar contigo en los comentarios 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: María Teresa Hernández Martín (fundadora de Renuevathe) Finalidad; moderar comentarios. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Raiola Networks. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a [email protected] o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en Políticas de Privacidad (*)

Espera...

¿Todavía deseas conseguir Resultados de verdad?

Obtén GRATIS tu Guía Específica de Cuidado Personal, y logra saber el origen del problema y cómo solucionar lo que te preocupa.