Curso de Aromaterapia #1 | ¿Qué son los aceites esenciales terapéuticos y para qué sirven?

Ey, ¡por fin! Te doy la bienvenida al primer capítulo de nuestro curso gratis de aromaterapia.

En este post voy a enseñarte:

  • qué son los aceites esenciales terapéuticos,
  • para qué sirven, y
  • cómo puedes beneficiarte de ellos para mejorar tu salud.

He creado este curso gratis de aromaterapia para ti, para que tengas absolutamente toda la información sobre ellos en un solo lugar.  Así que quédate por aquí si no quieres perderte nada. Y suscríbete a nuestro canal de Youtube si lo que prefieres es informarte con nuestros vídeos 🙂

¿Has oído hablar de los aceites esenciales de uso terapéutico? 

Seguro que sí, ya que son una tendencia en la actualidad.  Se afirma que combaten virus, bacterias, mejoran el sistema inmunológico, curan infecciones, tratan la ansiedad, el insomnio y otras tantas enfermedades.

Pero, ¿de dónde vienen los aceites esenciales? ¿son realmente tan eficaces?, ¿cómo actúan? 

No te preocupes, que vamos a ir resolviendo todas estas preguntas a continuación.

¿Cuál es el origen de los aceites esenciales y la aromaterapia?

Una visión más »romántica» de los aceites esenciales los define como la fuerza vital de la planta, equivalente al espíritu humano.

La utilización de aceites esenciales y el conocimiento de sus propiedades curativas, nos remontan a las civilizaciones chinas y egipcias, y están consideradas una de las formas más antiguas de medicina y cosmética.

A partir de la extracción de los aceites esenciales de plantas aromáticas, los egipcios hacían pomadas verdaderamente milagrosas. Los aceites esenciales se utilizaban para embalsamar a los muertos, para fines espirituales, medicinales y cosméticos.

La reina Cleopatra también es famosa por su conocimiento de los poderes de los aceites esenciales. Se dice incluso que utilizó aceite esencial de rosas para cegar a Marco Antonio con su belleza.

Los griegos también comprendieron los efectos milagrosos del aroma de ciertas flores y plantas. Adquirieron la mayor parte de sus conocimientos a través de los egipcios, que eran excelentes conocedores de sus propiedades.

El médico griego Hipócrates, considerado el padre de la medicina, recomendaba muchas veces masajes con aceites esenciales, y en sus escritos hace referencia a un gran número de plantas medicinales.

 

Hipócrates

 

Los romanos, y más tarde los árabes, perfeccionarían los conocimientos adquiridos a través de las civilizaciones precedentes.

En la civilización árabe destaca la contribución del famoso alquimista Avicena, pionero en el método de destilación de plantas medicinales con alambiques. A pesar de haber surgido otros métodos más sofisticados, este sigue siendo el más utilizado y aconsejable.

 

curso de aromaterapia | Avicenacurso de aromaterapia | alambique

 

Muchos siglos después, el conocimiento de los poderes curativos de las plantas empezó a perderse, pero su creencia se mantuvo dentro de los monasterios.

Los monjes preparaban soluciones antibacterianas que pretendían combatir las plagas que, en épocas más oscuras, diezmaban la población. Durante el siglo 14 hubo una epidemia de peste negra por toda Europa, por lo que en las calles e iglesias se quemaban hierbas aromáticas para desinfectar el aire y así disimular el terrible olor de los cadáveres, que estaban por todas partes.

Generación tras generación, diferentes culturas utilizaron plantas para aliviar o curar determinadas enfermedades. Con frecuencia, el estudio de estos conocimientos antiguos se ha convertido en la base de muchos avances en medicina.

Actualmente, los científicos encuentran más ingredientes vitales en la naturaleza, confirmando las tradiciones terapéuticas practicadas desde hace siglos.

 

¿Qué son los aceites esenciales?

Para entender qué son los aceites esenciales, primero tenemos que comprender de dónde vienen. Vamos a hacerlo en este curso de aromaterapia.

Los aceites esenciales son, como su propio nombre indica, la esencia de la planta.

Las plantas sintetizan 2 tipos de aceites: los aceites fijos y los aceites esenciales.

Los aceites fijos son más conocidos como aceites vegetales, y están formados por glicerol y ácidos grasos.

Tienen una estructura molecular grande, pesada, que activa la piel y aporta ácidos grasos esenciales  y no esenciales. Los ácidos grasos tienen vitaminas del grupo A, E, D y B por lo general. Además son ricos en antioxidantes, lo que les dota de un efecto antiedad.

Los más conocidos son los aceites de:

  • almendra,
  • argán,
  • jojoba,
  • ​oliva,
  • coco

 

curso de aromaterapia | aceite de argán

 

Han sido usados en cosmética desde la antigüedad y se clasifican dependiendo del tamaño de sus moléculas. Y es que su poder de penetración depende de su tamaño.

Así, el aguacate tiene menor poder de penetración porque su estructura es más grande y el aceite de girasol penetra más profundamente en la epidermis por su estructura pequeña.

En cualquier caso, los aceites vegetales en general son muy nutritivos y tonifican las membranas de la dermis, aportando elasticidad.

Los aceites esenciales son una mezcla de componentes orgánicos volátiles, que contribuyen a la fragancia y el bienestar de la planta. Digamos que contienen la naturaleza o esencia intrínseca de la planta.

Estos aceites esenciales están hechos de muchos elementos compuestos que cumplen diferentes propósitos en la planta:

  • La protegen de los parásitos como bacterias , virus, hongos y otras plagas.
  • Regeneran sus heridas y daños físicos
  • Las protegen del sol y otros elementos externos
  • Les permite comunicarse por medio de la fragancia con los insectos y otras plantas del mismo género.

Los aceites esenciales son más solubles en un medio aceitoso que en un medio acuoso.

Cada efecto biológico que causa un aceite esencial se debe a las acciones de uno o más de sus componentes.

 

¿Cómo se extraen los aceites esenciales de las plantas?

Los aceites esenciales son aislados de las plantas mediante un proceso llamado hidrodestilación.

curso de aromaterapia | hidrodestilación

 

 

Mediante agua hirviendo, se vaporiza el aceite esencial. A medida que el vapor se eleva y se condensa, el agua y el aceite esencial se separan y se obtiene el producto de aceite, el aceite esencial.

El agua que queda es aromática y contiene, en concentraciones y proporciones muy bajas, algunos componentes del aceite esencial. Esta agua es conocida como hidrosol, y se utiliza y se vende por sus propiedades terapéuticas y su fragancia.

Los aceites esenciales suelen contener docenas de componentes con estructuras químicas relacionadas pero distintas. Cada componente tiene su propia característica y tiene diferentes efectos cuando se utiliza. A pesar de tener tantos componentes, generalmente uno o dos compuestos dominan su acción, incluso cuando están presentes en un porcentaje muy bajo.

Todas las destilaciones de aceites esenciales son diferentes, y existen muchas variables, como:

  1. la elevación del terreno,
  2. el tiempo de cosecha,
  3. el tipo de suelo,
  4. la condición climática…

Por ello, las listas de compuestos  que contiene un aceite esencial se suelen expresan por medio de rangos.

Por ejemplo, el complejo alfa-pineno puede variar de un 41% a un 80% en un aceite esencial de incienso.

 

Adulteración de aceites esenciales

Un asunto muy importante del que vamos a hablar en este curso de aromaterapia es el de la adulteración que sufren los aceites esenciales. Y es que muchos de los aceites esenciales etiquetados como 100% puros del mercado, no lo son y en realidad cuentan con impurezas. Algo que es extremadamente peligroso, si lo que buscamos es cuidar nuestra salud con ellos.

Debido a sus propiedades antimicrobianas, los aceites esenciales no están sujetos a este tipo de contaminación.

Los aceites esenciales pueden estar contaminados por:

  • componentes no naturales,
  • productos de la destilación o adulterantes, como:
    • pesticidas,
    • herbicidas,
    • rastros de solvente, y
    • ftalatos.

Un aceite puede ser adulterado por dilución intencionada, y en la propia fabricación del mismo.

Es indispensable saber si un aceite esencial es puro o no. Probar correctamente que un aceite esencial es puro, es la única manera de evitar que éste sea toxico.

Sólo deben usarse aceites esenciales que hayan sido probados como puros y de grado terapéutico certificado por un laboratorio independiente, para poder obtener beneficios terapéuticos

 

¿Qué es el quimiotipo de un aceite esencial?

Los aceites esenciales se clasifican según su composición química.

Determinar el perfil químico de un aceite esencial es una tarea complicada. Muchos compuestos están presentes en una cantidad muy pequeña.

Las mejores pruebas incluyen una combinación de distintos métodos a lo largo del proceso, desde la cosecha de la planta al embotellado del aceite esencial.

Cuando un aceite esencial tiene un perfil químico definido se dice que está quimiotipado.

Los aceites esenciales están formados por compuestos orgánicos (a base de carbono). Los componentes individuales contienen más átomos, además del carbono, como son los del hidrógeno y el oxígeno.

Si en el compuesto orgánico tenemos carbonos unidos al H, nos encontraremos frente a un Hidrocarburo.

Si además de estos dos, tenemos algún que otro átomo de O, nos encontraremos con los alcoholes, fenoles, aldehídos, ésteres y éteres.

Todos estos compuestos de los aceites esenciales pertenecen a un grupo. Estos grupos se definen por el número de átomos de carbono que tienen. Se ha demostrado que todos estos grupos tienen beneficios terapéuticos comunes, como veremos más adelante en este curso de aromaterapia.

Una vez que se identifica un compuesto como parte de un aceite esencial, se conoce el grupo al que pertenece dicho compuesto, y así se puede determinar la posible acción terapéutica del aceite esencial. Por eso, todos los compuestos de un aceite esencial, aunque estén en una cantidad mínima, cuentan a la hora de valorar las propiedades terapéuticas del aceite.

 

¿Por qué es importante el quimiotipado?

En el caso del aceite de tomillo por ejemplo, tiene cuatro quimiotipos diferentes. Si lo vas a comprar es importante tener claro el propósito para el cual lo necesitas, porque de acuerdo con su quimiotipo, las propiedades terapéuticas y aroma van a variar.

Si no logras identificar el quimiotipo en la etiqueta, puedes mirar la lista de componentes en la parte posterior. El que tenga el porcentaje más alto será el quimiotipo de ese aceite.

 

¿Cuáles son los tipos de aceites esenciales en aromaterapia, y qué beneficios tienen para la salud?

En función del grupo al que pertenezcan los compuestos del aceite esencial, éstos tienen diferentes propiedades terapéuticas.

¿Te apetece saber cuáles son, y que te las cuente en este curso de aromaterapia? Pues vamos al lío.

Existen 10 grupos de compuestos en los aceites esenciales.

  1. En primer lugar, están los Hidrocarburos Monoterpenos. Estos protegen las células, son antiinflamatorios y antibacterianos. Éste es el caso de los aceites cítricos, y los aceites de incienso, jengibre, albahaca, tomillo y ciprés
  2. Los Hidrocarburos Sesquiterpenos son antiinflamatorios, sedantes, y antibacterianos. En este grupo contamos con los aceites de cedro, mirra, abeto blanco, pimienta negra, jengibre, helicriso, pachuli, ylang ylang y limoncillo.
  3. Los Alcoholes Monoterpenos, son antimicrobianos, estimulantes, regeneradores, limpiadores, y también sedantes. Es el caso del aceite de geranio, lavanda, melaleuca e incienso.
  4. Los Alcoholes Sesquiterpenos son antialérgicos, antibacterianos, antiinflamatorios, estimulantes del hígado y las glándulas. En este grupo están el aceite de cedro, de geranio, de pachuli y de sándalo
  5. Los Ésteres son muy calmantes y relajantes, promueven el equilibrio y son antifúngicos. Este es el caso del aceite de cardamomo, de bergamota, manzanilla romana, helicriso, clavo de olor, geranio, ylang ylang, menta y casia.
  6. Los Aldehidos tienen un aroma fuerte, calman las emociones, y son anti infecciosos, antiinflamatorio y reducen la fiebre. Este es el caso del aceite esencial de casia, lemongrass, lima, manzanilla romana, la melisa y la mejorana.
  7. Las Ketonas son mucolíticas, estimulan la regeneración celular, y son analgésicas. En este grupo nos encontramos con el aceite esencial de romero, de hinojo, de vetiver, de lavanda, de mirra, manzanilla romana, menta y helicriso.
  8. Los Fenoles son poderosos antibacterianos, y estimulan el sistema nervioso autónomo. Este es el caso del aceite esencial de canela, de clavo de olor, de oregano y de tomillo.
  9. Los Óxidos son expectorantes, y estimulantes. En este grupo se encuentran el aceite de romero, de menta, de ciprés, de salvia esclarea, de clavo de olor, de cardamomo, de tomillo, melaleuca, albahaca e hinojo.
  10. Y por último, los Éteres. Equilibran el sistema nervioso autónomo, y tienen acción sedante. Aquí hablamos del hinojo, de la albahaca, del ylang ylang, y de la mejorana.

 

Si estás [email protected] en comprar tus aceites esenciales en un sitio de confianza, escríbeme un mensaje directo al whatsapp aquí 👉https://bit.ly/3lvK8qd y te asesoraré sin ningún compromiso, en función de lo que tú necesites. Estaré feliz de poderte ayudar 🙂

Cuéntame si tienes alguna duda en los comentarios, y cuál es tu tipo de aceite esencial favorito.

Me encantará leerte y que charlemos sobre aceites esenciales 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: María Teresa Hernández Martín (fundadora de Renuevathe) Finalidad; moderar comentarios. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Raiola Networks. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a [email protected] o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en Políticas de Privacidad (*)

Espera...

¿Todavía deseas conseguir Resultados de verdad?

Obtén GRATIS tu Guía Específica de Cuidado Personal, y logra saber el origen del problema y cómo solucionar lo que te preocupa.