Remedios naturales #1 | Cómo calmar la ansiedad de un modo natural

10 herramientas para aliviar la ansiedad y el estrés

Dime algo, ¿sufres de estrés o ansiedad? , ¿no puedes evitar que algunas situaciones te sobrepasen y sufres con ello? pues quédate por aquí, porque hoy vamos a empezar a hablar sobre remedios naturales y efectivos para tratar diferentes problemas emocionales que se nos puedan presentar en el día a día. Hoy te voy a contar cómo puedes gestionar tu ansiedad y tu estrés de un modo natural y efectivo.

En el artículo de hoy voy a enseñarte:

  • Qué ocurre en tu cuerpo cuando sufres de estrés y de ansiedad.
  • La importancia de tomar consciencia y de actuar contra estos problemas.
  • 10 Herramientas eficaces a tu alcance para que puedas gestionarlas,
  • La herramienta más poderosa que te ayudará a aliviar tu ansiedad de un modo natural y eficaz.

Y además, al final voy a revelarte qué 2 herramientas utilizo yo personalmente para gestionar mi ansiedad y el estrés, y que me tienen completamente enamorada, para que tú también puedas aprovecharlas y utilizarlas a tu favor. Así que si te interesa saberlo, quédate por aquí hasta el final.

 

 

La importancia de la salud mental

Mantener un estado de ánimo saludable y una salud mental adecuada es fundamental para conservar y fomentar una buena salud.

Día tras día recibimos múltiples impactos qué pueden afectar a nuestra salud mental: mientras vemos las redes sociales, cuando vemos un anuncio en la televisión, cuando escuchamos las noticias, cuando estamos en el trabajo, cuando tenemos algún problema familiar… Estos condicionantes afectan a la forma en la que vemos el mundo y esto tiene gran influencia en nuestra salud mental.

Uno de los problemas más graves qué podemos sufrir, y que seguro te suena, es el de la ansiedad y el estrés. La ansiedad ya supera en España a la depresión como trastorno más habitual. El 57 % de la población española confiesa que la ha sufrido alguna vez en su vida y el 35 % asegura haber pasado por este problema debido a la crisis, los recortes o el paro juvenil.

 

Qué ocurre en tu cuerpo cuando sufres de estrés y de ansiedad.

En condiciones normales nuestro cuerpo es capaz de mantener la homeostasis. Como recordarás de vídeos anteriores, la homeostasis es un estado en el que el cuerpo está en equlibrio: está sano, despierto y es efectivo, y en el que los sistemas del cuerpo funcionan como deberían.

Por el contrario, el estrés es la respuesta fisiológica del cuerpo a estímulos que lo sobrepasan, por lo que es una condición que desafía directamente a nuestro cuerpo y a su capacidad de mantener ese equilibrio tan necesario.

¿Y qué es lo que le pasa a tu cuerpo cuando tienes estrés? Cuando estás pasando una situación que te provoca estrés, en tu cuerpo se activa el sistema nervioso simpático, qué provoca una respuesta de lucha o huida en el cuerpo.

Esa respuesta de lucha o huida, provoca grandes cambios en tu cuerpo. Se produce una reacción en cadena, empezando por tu sistema nervioso central. Se activan varias partes del cerebro, las glándulas adrenales, el sistema nervioso periférico y otros sistemas del cuerpo. Éstos trabajan juntos para producir hormonas como la adrenalina y el cortisol en el torrente sanguíneo.

¿Y qué función tienen estas hormonas? Pues envían mensajes al resto de tu cuerpo para que suspendan inmediatamente las actividades no críticas, como las del sistema digestivo reproductivo e inmunológico. Toda la energía y los recursos corporales son dirigidos hacia la función del corazón y el cerebro.

Cuando se ha activado esta respuesta del cuerpo al estrés, se producen inmediatamente una serie de cambios físicos.

En ese momento, el cuerpo piensa qué debe tomar una decisión rápidamente. Entonces, el estrés permite que los corticosteroides, que son hormonas que producen las glándulas suprarrenales, y que regulan este estrés, aceleren la capacidad del cerebro para procesar información y tomar una decisión.  El cortisol que se ha liberado, lo que hace es desactivar el sistema inmunológico, lo cual no causa verdaderos problemas mientras que sea solo una respuesta aguda y temporal al estrés.

Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico, pueden presentarse algunas situaciones muy graves.  Con el tiempo, la neuroplasticidad del cerebro se ve afectada. Esto significa que las dendritas de las neuronas se atrofian y acaban destruyéndose. Las dendritas son la parte más extrema de las neuronas, y su función es conectarse con las neuronas de su alrededor para comunicarse entre sí. 

Entonces, esto quiere decir que el cerebro pierde la capacidad de formar nuevas conexiones, o incluso de procesar nueva información sensorial.  Estás funciones son vitales para cerebro. 

Por otro lado cuando el sistema inmune es reprimido por un gran periodo de tiempo, el cuerpo paga un gran coste. 

  • Aumenta el riesgo de ataque cardíaco o de un accidente cerebrovascular. 
  • Es más probable que ocurran episodios de ansiedad y depresión e incluso 
  • Puede presentarse infertilidad. 

Otras condiciones crónicas posibles son el asma, el dolor de espalda, la fatiga,  el dolor de cabeza, problemas digestivos graves, y mucho más. 

Pero es que además, las membranas celulares se endurecen. Esto provoca que las células suspendan su actividad. Entonces, los nutrientes y el oxígeno que está en la sangre no pueden entrar en la célula. Esto también implica que los residuos tóxicos que se generan en el interior de ésta tampoco puedan salir, e impide la depuración celular. 

 

La importancia de tomar consciencia y de actuar contra estos problemas

Me imagino que te estarás dando cuenta de lo importante que es tomar consciencia sobre las consecuencias de las emociones en tu cuerpo, y más concretamente del estrés y la ansiedad.. Y de lo importante que es aprender a gestionarlas correctamente.

Es importante que te vuelva a hablar sobre el concepto que te compartía en el vídeo de la semana pasada, cuando te hablaba de la relación entre tu salud emocional y tu salud física.  Recuerda que tus creencias pueden, literalmente, llegar a determinar tu estado de salud. Piensa bien en esto que acabo de decirte. Tus pensamientos generan emociones, que a su vez provocan que tu cuerpo produzca una serie de sustancias que afecten a tus células y con ello a la salud de todo tu cuerpo.

Por eso es lógico pensar que tu propia interpretación de las relaciones y otros estímulos externos que puedas tener, afecten directamente al nivel de estrés que puedas experimentar. Y por eso es tan importante cultivar nuestro desarrollo personal y fomentar nuestro amor propio. Créeme que esto es clave para preservar tu salud mental, emocional y con ello, mejorar tu bienestar y tu salud física.

 

 

10 Herramientas para que puedas gestionar tu ansiedad y tu estrés.

¿De qué manera podemos gestionar y calmar nuestros sentimientos de ansiedad o estrés?

Vayamos a ver 10 herramientas que están a tu alcance para que puedas gestionar tu estrés eficazmente.

 

1. Ejercicio

Comencemos con el ejercicio. Hacer ejercicio provoca la producción de endorfinas, que son las llamadas hormonas de la felicidad. Además de que oxigena todas tus células, para que tu cerebro y tu cuerpo puedan funcionar a total rendimiento. Por eso, parece lógico que hacer algún tipo de deporte pueda ayudarte a aliviar el estrés y la ansiedad.

Por ejemplo, una revisión de 2015 de 12 ensayos controlados aleatorios determinó que el ejercicio puede ser un tratamiento para la ansiedad. Sin embargo, en esta revisión se determinó que se necesita una investigación de mayor calidad para determinar su nivel de efectividad.

El ejercicio también te puede ayudar con la ansiedad ocasionada por circunstancias que te causen estrés. Los resultados de un estudio de 2016, por ejemplo, sugieren que el ejercicio puede beneficiar a las personas con la ansiedad relacionada con dejar de fumar.

 

2. Meditación

La meditación puede ayudar a reducir los pensamientos acelerados, facilitar el control del estrés y la ansiedad. Hay muchos estilos de meditación que pueden funcionar, incluyendo mindfulness, la meditación trascendental, y la que se hace durante el yoga.

La meditación mindfullness es muy popular en terapias. Un estudio del 2010 dice que puede ser altamente efectiva para personas con trastornos relacionados con el estado de ánimo y la ansiedad.

 

3. Aprende a respirar

Usar una simple técnica de respiración para calmar tu mente no solo es efectiva, sino también muy fácil de aprender. El método de “respiración coherente” fue inventado por Stephen Elliott, científico y autor de ‘The New Science of Breath’. Este experto estudió antes las diferentes formas de yoga que se enseñan en China, Cachemira y la India, lo que le inspiró el desarrollo de este nuevo método.

La respiración coherente implica ser más consciente de la forma en que inhalas y exhalas, haciéndolo a una frecuencia aproximada de cinco respiraciones por minuto, y llenando el abdomen en lugar del pecho. Cuando no lo hacemos de forma correcta no nos sentimos bien ni física ni mentalmente. ¿Te das cuenta de que cuando estás nerviosa o estresada, respiras más rápido y arritmicamente? Sin embargo, al hacerlo bien, de un modo consciente, aumentamos el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluyendo el cerebro.

Lo mejor de la respiración coherente es que puedes realizarlo en cualquier parte: sentado en tu escritorio, por la mañana en el autobús mientras vas al trabajo o dando un paseo por el parque.

Una respiración abdominal de 20 a 30 minutos por día reducirá la ansiedad y el estrés.

 

4. Descansa lo suficiente, y haz ejercicios relajación

Si sufres o has sufrido de ansiedad, quizá tenses los músculos inconscientemente, o aprietes la mandíbula como una reacción a ella. Esto puede dar lugar a contracturas, dolores musculares y bruxismo. En este caso, los ejercicios de relajación progresiva pueden ayudarte.

Trata de recostarte en posición cómoda, y lentamente contrae y relaja cada grupo de músculos, empezando con los dedos de los pies y continuando hacia los hombros y mandíbula.

También, duerme de 7 a 8 horas diarias, e intenta relajarte antes leyendo un buen libro. Eso sí, fuera pantallas al menos 2 horas antes de irte a dormir.

 

5. Escribe

Escribir siempre ha sido una buena forma de escape. Encontrar una manera de expresar qué te causa la ansiedad puede hacer que la gestiones mucho mejor.

Algunas investigaciones apuntan a que llevar un diario y otras formas de escritura puede ayudarte a lidiar mejor con la ansiedad.

Por ejemplo, un estudio de 2016 determinó que la redacción creativa puede ayudar a los niños y adolescentes a manejar su ansiedad.

 

6. Gestiona tu tiempo estratégicamente

Puede que en tu caso, sientas ansiedad si tienes demasiados compromisos a la vez, relacionadas con la familia, el trabajo y la salud. Algo que te puede ayudar mucho es planificarte.

Prioriza tus actividades por orden de importancia. Y no me vale que me digas que todo lo que tienes en tu lista de tareas es para ayer. Coge un papel y un boli, siéntate y anota todas las tareas que haces a lo largo del día. No importa el orden, tú simplemente anótalas. Después, ponle un asterisco a aquellas que sí o sí tienes que hacer, porque si no las haces se acaba el mundo. Te sorprenderá ver que, si lo piensas bien, más de la mitad de tu lista puedes posponerla o decirle a alguien que lo haga por ti.

Luego, puedes ordenar y organizar tus tareas en una agenda, o en un calendario. Esto te puede ayudar a gestionarlas mejor,  y así evitar la necesidad de realizar varias tareas al mismo tiempo.

También puedes dividir tus proyectos en pequeñas metas o acciones, para  que así, te quites presión mentalmente, y las hagas con menos tensión.

 

7. Pasa tiempo con animales

Las mascotas ofrecen compañía, amor y apoyo. Una investigación publicada en 2018 confirmó que las mascotas pueden ser beneficiosas para las personas con algún tipo de problema de salud mental, incluso la ansiedad.

Aunque muchos prefieren los gatos, perros y otros mamíferos pequeños, si tú eres de los que tienen alergias, te alegrarás de que tu mascota no tiene por qué tener pelo para ser terapéutica.

Un estudio del 2015 determinó que cuidar grillos podría mejorar la salud psicológica en las personas mayores.

Pasar tiempo con los animales también puede reducir la ansiedad y el estrés relacionado con el trauma. Los resultados de un estudio de 2015 indican que pasar tiempo con caballos puede aliviar y ser una buena terapia.

 

8. Pasa tiempo con gente que te agrade y te aporte, y ¡ríete!

Pasar tiempo con quienes nos sentimos cercanos, crea unos vínculos más profundos y nos permite sentirnos apoyados y seguros. Divertirte y compartir con otras personas que son afines a ti, te permiten sentirte más feliz y menos preocupada por las cosas. Si hablas sobre el tema que te preocupa o te angustia con una persona que te escuche y se preocupe, puede sentirte más comprendida y más capaz de hacer frente a la situación. Te recordará que todos tenemos estos sentimientos en algún momento. No estás sola.

 

9. Priorízate y aprende a decir que no.

La ansiedad y el estrés tienen su origen en querer abarcar más de lo que se puede. Recuerda que en estos momentos en los que te sientes sobrepasada, lo más importante eres tú. Que tú estés bien y recuperes el control mental y emocional es tu prioridad ahora mismo. Aprende a priorizarte y a decir que no a citas, reuniones o deberes varios, si crees que no das abasto o tu cabeza no da para más. No pasa nada, recuerda que tú eres la que lleva el timón siempre, pase lo que pase. Reconocer tus limitaciones y ser consciente de que necesitas más espacio, es el comienzo para tu recuperación.

 

10. Tratamiento profesional

Quizá tu situación tenga más profundidad y todas estas herramientas se te queden cortas y necesites algo más. En ese caso, te recomiendo que pidas ayuda a un profesional de la salud mental, como un terapeuta o psicólogo especializado.

De hecho, creo que todos, en algún momento de nuestras vidas, deberíamos pasar por este tipo de terapias cuando nos sentimos sobrepasados por alguna situación. Pedir ayuda es algo totalmente normal y necesario.

Si sientes que tu ansiedad es crónica o te incapacita de algún modo, es que te hace falta la ayuda de un profesional.

Ir a terapia te puede ayudar a comprender lo que activa tu ansiedad. También puede ayudarte a realizar cambios positivos en tu estilo de vida y superar el trauma.

Una de las terapias más efectivas para la ansiedad se llama terapia de comportamiento cognitivo (TCC). El objetivo es ayudar a comprender cómo los pensamientos afectan a las emociones y al comportamiento, y reemplazar dichas reacciones con alternativas positivas o constructivas.

La medicación también puede ayudar a una persona a manejar la ansiedad crónica. 

  • ya sea con medicamentos para la ansiedad, como Xanax y Valium,
  • antidepresivos, como el Prozac, o
  • medicamentos para dormir, si la ansiedad interfiere con el sueño

Estos medicamentos pueden ser necesarios en casos extremos. La parte negativa de esto, es que los medicamentos sólo tapan el parche, aportan toxicidad a tu organismo, y también pueden crear adicciones. Pero tranquila, que también existen remedios naturales efectivos, seguros, y que no son tóxicos para tu organismo, que te pueden ayudar a gestionar la ansiedad y el estrés. Éstos pueden reemplazar o complementar los tratamientos tradicionales. Una cosa importante: si estás en tratamiento, no olvides nunca consultar esto con tu médico o terapeuta.

Esto nos lleva a hablar de la aromaterapia

 

Aromaterapia como herramienta para aliviar la ansiedad

Como hablamos en el vídeo de la semana pasada, la aromaterapia es la herramienta natural más poderosa para ayudarte a gestionar tus emociones. Además, te ayudará a aliviar tu ansiedad de un modo natural, eficaz y seguro.

Los aceites  esenciales son una ayuda muy completa para reprogramar de manera efectiva la respuesta al estrés a nivel químico. Los compuestos químicos de los aceites cítricos, al ser respirados, ayudan a las células a volver a su estado normal. Esto permite que el intercambio de nutrientes y la liberación de toxinas se reanude a nivel fisiológico celular. La reacción del cuerpo hacia la lucha o huida se interrumpe, y el cuerpo es capaz rápidamente de enfocarse en la homeostasis. 

 

¿Qué aceites esenciales pueden ser una solución para la ansiedad y el estrés?

  • La lavanda puede ser especialmente útil. Un estudio de 2012 comprobó los efectos de la aromaterapia con lavanda en el insomnio en 67 personas de entre 45 a 55 años de edad. Los resultados sugieren que la aromaterapia puede reducir el ritmo cardíaco a corto plazo y ayudar a mejorar los problemas del sueño a largo plazo.
  • El aceite de manzanilla romana, calma y alivia el estrés. Puedes olerlo directamente desde el frasco o en un difusor.
  • El aceite de naranja silvestre da energía a la vez que reduce la ansiedad y la depresión. 
  • El aceite de incienso reduce la depresión, el trauma y la tensión, y por último,
  • El aceite esencial de vetiver mejora el enfoque y tiene acción sedante.

 

¿Qué te puedo recomendar según mi experiencia personal?

En este caso, puedo decirte qué he sufrido de estrés y ansiedad durante bastantes años, y de hecho aún la sigo padeciendo de vez en cuando, y creo qué puedo aconsejarte sobre lo que me ha ido bien en mi caso.

En primer lugar, utilizo la mezcla patentada de aceites esenciales terapéuticos Balance, también llamada la mezcla estabilizadora. Es una mezcla diluída en aceite fraccionado de coco, y con aceites esenciales de abeto, madera de Ho, incienso, tanaceto azul y manzanilla azul.

Tiene un aroma cálido y leñoso, y crea una sensación de calma y bienestar. Nada más olerlo y aplicarlo, te invita a la tranquilidad y relajación. El abeto, uno de los aceites en Balance, fue utilizado por los nativos norteamericanos por razones de salud y espirituales y todavía se usa hoy para traer armonía a la mente y al cuerpo. La madera de Ho, el tanaceto azul y la manzanilla azul pueden aliviar los sentimientos de ansiedad, mientras que el incienso proporciona un efecto estabilizador y de equilibrio sobre las emociones.

Personalmente, yo lo utilizo nada más levantarme, y me lo aplico en las plantas de los pies, en los pulsos de las muñecas y en el pecho, y te aseguro que ya empiezo el día de otra manera. Siento que me equilibra y me da paz.

En segundo lugar, tengo que hablarte de otra mezcla patentada que también utilizo todos los días: la mezcla calmante o Adaptive. Esta mezcla es, sencillamente, maravillosa. Y es que lleva mi aceite favorito, que es el aceite de Copaiba. 

Es una mezcla diluída en aceite fraccionado de coco, y con aceites esenciales de lavanda, magnolia, flor de naranjo, naranja silvestre, hierbabuena, liquidambar, copaiba y romero.

Esta mezcla es la solución a situaciones de estrés y tensión. Puedes usarlo para sentirte segura en nuevos entornos o situaciones. Por ejemplo, cuando se acerque una reunión importante u otro evento que te genere ansiedad. 

En estudios preliminares, el aroma de la lavanda, un ingrediente principal de Adaptiv, se ha comprobado que contribuye a ejecutar mejor tareas que requieren atención sostenida. La lavanda, magnolia, flor de naranjo y liquidámbar brindan efectos que alivian el estrés mientras que naranja silvestre y hierbabuena energizan y edifican, esto quiere decir que te inspiran seguridad. Copaiba y romero alivian los sentimientos de ansiedad para completar esta mezcla calmante. Si te sientes fatigada o inquieta, indecisa o irritable, esta mezcla es parte de la caja de herramientas que ayudarán a que tu cuerpo y tu mente se mantengan equilibrados. 

Personalmente, yo uso Adaptive justo antes de ponerme a trabajar delante del ordenador, o cuando tengo alguna reunión o presentación, y me permite enfocarme mejor y analizar las cosas con tranquilidad y orden.

 

Y con esto ya habrías aprendido a gestionar tu ansiedad y tu estrés, de un modo natural, potente y seguro.

Cuéntame qué te ha parecido en los comentarios aquí abajo, y si te apetece, dime qué temas te gustaría que tratara en los siguientes vídeos, o las dudas que puedas tener. Me encantará leerte y responderte personalmente.

 

Si sufres de ansiedad o estrés, y estás interesada en que te eche una mano personalmente a aliviarlo, o a cuidarte de un modo más natural efectivo y ecológico, escríbeme un mensaje directo al whatsapp aquí 👉https://bit.ly/3lvK8qd y te asesoraré sin ningún compromiso, en función de lo que tú necesites. Estaré feliz de poderte ayudar 🙂

 

No te pierdas el siguiente video, que saldrá el viernes que viene, y en el que vamos a hablar de un pequeño problema que nos afecta a casi todos en las fiestas navideñas…las comilonas familiares y los dolores de barriga de después. En el vídeo el viernes que viene, vas a descubrir cómo puedes aliviar las digestiones pesadas de una forma fácil y natural. Así que no pierdas más tiempo y ve a suscribirte ahora para no perdértelo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: María Teresa Hernández Martín (fundadora de Renuevathe)Finalidad; moderar comentarios.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Raiola Networks.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a [email protected] o ante la Autoridad de ControlEncontrarás más información en Políticas de Privacidad (*)

Espera...

¿Todavía deseas conseguir Resultados de verdad?

Obtén GRATIS tu Guía Específica de Cuidado Personal, y logra saber el origen del problema y cómo solucionar lo que te preocupa.